Por qué escribo

En este post os quiero hablar un poquito de mi amor por la escritura.

De hecho, diría que lo que tengo es amor por la comunicación.

Desde pequeñita escribía. Me escribía notas con mis amigas; creábamos clubs secretos con normas y manifiestos; escribía cartas a gente que quería; escribía mis múltiples diarios y conforme fui creciendo empecé a escribir cuentos y corregir o revisar los cuentos de los demás.

Realmente, nunca he parado de escribir. Hoy son cuentos, post, un libro y muchos mails y presentaciones ;)

La lectura también ha sido mi gran aliada durante toda la vida. Era mi ocio particular y los libros eran mi máquina del tiempo que me llevaban a distintos lugares y épocas. La maternidad y la vida digital sí que han hecho que lea muchos menos libros. Aunque sé que lo retomaré de nuevo con mucha fuerza ;)

Me licencié en el 2002 en Comunicación Audiovisual. Ya la comunicación me parecía importante. O quizás me resultaba fácil comunicarme. Siempre me han dicho que soy una buena comunicadora, algo que me ha llevado también a trabajar de comercial de publicidad y no se me daba nada mal.

Comunicar, vender, escribir… Para mí son similares. Sobre todo cuando todo lo haces con el corazón, creyendo en lo que haces y sobre todo, confiando en que lo que haces aporta algo positivo a alguien.

Hoy creo mucho en Froggies, en el poder que tenemos de mejorar el mundo, y en la necesidad que existe en la sociedad de jugar. Sobre todo de confiar en el juego. De disfrutar, de divertirnos y de estar en el aquí y en el ahora.

Y aquí me tienes, una vez más, escribiendo sobre escribir. Amando lo que hago y compartiendo contigo un poquito más de mí, de mi historia con la comunicación y del amor que pongo en todo lo que hago.

Porque no dejo de formarme y aprender. Porque no dejo de compartir contigo y con quien me lea, vea o escuche, aquello que creo que puedo ofrecer. Así que si quieres saber acerca del juego, de la infancia, de los cuentos, de la vida y de la maternidad, bienvenido a este espacio creado con mucho amor.

Escribir un comentario