7 pasos de nuestro emprender viajando

Emprender viajando es uno de mis sueños (y parece) que hecho realidad. Aún no sé cómo saldrá este experimento con mi marca personal. Lo que sí sé es que Froggies ha sido el motor que me ha traído hasta aquí.

Siento que mis 9 años de Froggies no han hecho más que regalarme la oportunidad de lograr otro de mis sueños. Y sé que soy una afortunada; aunque también siento merecida la fortuna. Mucho esfuerzo y muchas renuncias; aunque también los logros y regalos hacen que la balanza se equilibre.

Para mí emprender durante casi 10 años, ha supuesto renunciar a muchas cosas. Aunque al mismo tiempo me ha regalado otras. Siento este emprender viajando como una oportunidad de seguir mejorando el mundo más allá de las fronteras que tenía marcadas hasta entonces. Y sobre todo mi mundo, nuestro mundo. Estoy segura de que será una oportunidad para seguir caminando hacia la mejor versión de nosotros mismos.

Es expandir mi manera de ver el juego, la infancia, la vida y sobre todo, las relaciones conmigo misma. Emprender viajando es la herramienta que he encontrado para viajar, descubrirme y encontrarme en familia como nunca antes me había encontrado. No quiero tener unas expectativas altas, aunque reconozco que no puedo evitarlo.

Y aunque a dos meses vista lo veo todo muy borroso, sólo sé que los talleres de juego, mis charlas y mi maleta cargada de mi aprendizaje como pareja, madre y aventurera, me darán la oportunidad de difundir y nutrirme acompañada de mis seres queridos.

Te cuento los 7 pasos que me han llevado en mi vida hasta aquí:

Uno

Primero fue mi compañero, con quien he ido aprendiendo, creciendo y encontrándonos. Pasando por distintas etapas que nos han colocado donde estamos y como estamos. Ahora nos toca una nueva, con una gran familia (sí, a mi 2 hijos ya me parece grande jajaja). Y con una presencia máxima. Qué ilusión y ganas más grandes de este año por delante.

Dos

Segundo fue un viaje en 2005-2006. Esa vez fue Sri Lanka, India, Tailandia y Camboya. Ellos fueron la excusa para ese cambio interno que vería viajar desde otro prisma. Desde entonces nunca más podría conocer mundo de otra manera. O mejor dicho, siempre sueño con sentir lo que sentí mientras viajaba libremente.

Tres

Después fue Froggies, le di forma y ahora camina conmigo y montón de ranitas bonitas. Mantendré los talleres online, la dirección estratégica de la empresa, la #FilosofiaFroggies, la formación interna al equipo, el contenido online y audiovisual; y sobre todo, las reuniones con mis socios y compañeros.

Cuatro

Más tarde llegó mi primera maternidad, o mejor dicho, casi a la vez que el Froggies de hoy en día. Fue mi hija Cloe quien me motivó a dar ese cambio que iba labrando año tras año. Ella me abrió una ventana hacia el cambio que quería ver en el mundo. Y ella me regaló la oportunidad de comenzar a soñar con esas familias que conocí en mi anterior viaje largo con mochila.

Cinco

Después llegaron mi bebé estrella y mi bebé arcoiris. Y con ellas un gran aprendizaje. Kian vino al mundo para regalarnos dos años de desencaje, de darnos la mano de nuevo, de reencontrarnos y de saber sanarnos unos a otros. Nos brindó el doloroso paso por hospitales y la necesidad de cambiar el mundo también en ese entorno tan hostil. Me hizo ver que tenía que aportar luz a la oscuridad y que las familias de niños hospitalizados necesitaban vivir otra realidad. Y desde ahí empecé a fraguar, probablemente sin saberlo, otro viaje más profundo.

Seis

Y por último llegó el empujón para el que no creíamos estar preparados. Y dejamos mucho, y encontramos más. Decidimos hacerlo, dejar Madrid y seguir con Froggies a miles de kilómetros, de otra manera. De la manera que llevaba tiempo deseando. Dejando el día a día centrándome en lo creativo, lo que se me da bien y lo que mejor puedo hacer. Con los ojos, los oídos, la nariz, la lengua y la piel mucho más abiertas.

Siete

Y si digo 7 pasos, no sé si serán así. Porque hay uno que es infinito que es la gente que nos hace saber que sí podemos. Que somos capaces, y que esto sólo es el principio.

Porque emprendemos viajando desde hace años, y sin saberlo, lo llevamos haciendo juntos desde que nos conocimos. Unos a otros, antes o después. Porque desescolarizarnos es nuestra misión, desterrar patrones es otra, y encontrarnos en los nuevos roles nos resulta una vez más, un reto difícil. Que no imposible.

Ojalá este rincón cargado de esperanza, de formación, de contenido y de sueños sea compañero de muchos y a la vez, alimento para nosotros.

Gracias por llegar hasta aquí ;)

Escribir un comentario